sábado, 26 de abril de 2014

HISTORIA DE LA COPA DEL MUNDO INGLATERRA 1966


Fecha: 11 al 30 de julio de 1966.
Equipos participantes: 16.
Campeón: Inglaterra.
Subcampeón: Alemania.
Tercero: Portugal.
Cuarto: Unión Soviética.
Goleador: Eusebio de Portugal con 9 goles.
Mejor jugador: Bobby Charlton de Inglaterra.



Partidos jugados: 32. 
Goles convertidos: 89.
Balón: Slazenger Challenger, balón de gajos rectangulares se uso en tres colores.


Grupo A: Inglaterra, Uruguay, Francia y México.
Grupo B: Alemania, Argentina, España y Suiza.
Grupo C: Portugal, Hungría, Brasil y Bulgaria.
Grupo D: Unión Soviética, Corea del Norte, Italia y Chile.





Logo Oficial
En 1966 el Mundial ya en su octava edición, se jugó en Inglaterra, el país en el que nació el fútbol moderno. El Mundial inglés marco el comienzo del fútbol atlético. Solo Portugal de los cuatro semifinalistas practicaba un fútbol técnico de inspiración sudamericana.

Sin embargo, fue en gran parte gracias a la presencia de un jugador excepcional como Eusebio Ferreira da Silva, el goleador del torneo con 9 goles, que los lusitanos llegaron hasta instancias definitivas del Mundial. En la Semifinal Alemania e Inglaterra se impusieron por el mismo marcador (2-1), a la Unión Soviética y Portugal respectivamente.

De los 70 países habilitados fueron admitidos directamente Brasil por ser el último campeón e Inglaterra como país organizador, 17 renunciaron a jugar las eliminatorias. Los 16 participantes jugaron divididos en cuatro grupos, enfrentándose todos contra todos. Los primeros dos clasificados de cada grupo pasaron a cuartos de final a eliminación directa, procediendo de igual modo para la semifinal y la final.

Mascota: Willie
En cuartos de final Inglaterra elimino a Argentina ganando 1-0, Alemania goleo a Uruguay 4-0, Portugal elimino a Corea del Norte con un 5-3 en el tanteador y Unión Soviética le ganó 2-1 a Hungría. Las semifinales dejaron clasificados a Alemania que derrotó a Unión Soviética 2-1, y a Inglaterra, el equipo local, que venció a Portugal 2-1. En el partido por el tercer puesto Portugal se impuso a los soviéticos 2-1.

En el mítico estadio de Wembley a las puertas de Londres frente a 100.000 espectadores, la selección inglesa logró imponerse en tiempo suplementario, gracias a que se convalidó un gol fantasma de Geoff Hurst. El balón impulsado por el atacante inglés pegó en el palo y picó en las cercanías de la línea de gol. Para el árbitro por indicación del guardalíneas, la pelota había superado completamente la raya de gol. Alemania cayó 4-2, luego del 2-2 en lo 90 minutos.

Los arbitrajes a favor de los británicos caracterizaron todo el torneo. En el partido de cuartos de final contra Argentina, otro gol de Hurst en evidente posición fuera de jugo, provocó una batahola en la cancha, dominada solo tras el ingreso de la policía.

La final, el 30 de julio de 1966, puso frente a frente a Inglaterra y a Alemania. Ambos equipos que habían tenido una regular actuación cuatro años antes, llegaron al choque final dispuestos a rehabilitarse, especialmente los ingleses, por su condición de locales.

El tiempo reglamentario quedo igualado a dos goles. Los goles fueron anotados por los ingleses Hurst y Peters y por los alemanes Haller y Weber, este último casi sobre la hora.

En el período extra Hurst marcó los dos goles finales para el 4-2.

Inglaterra: Banks, Cohen, Wilson, Stiles, J. Charlton, Moore, Ball, Hurst, Hunt, B. Charlton, Peters.

Alemania: Tilkowski, Hottges, Schulz, Weber, Schnellinger, Haller, Beckenbauer, Overath, Seeler, Held, Emmerich.

Con la información de:
Mini Enciclopedia del fútbol Larousse

No hay comentarios.:

Publicar un comentario